domingo, 30 de marzo de 2014

Informe: MINERÍA ARTESANAL


MINERÍA ARTESANAL,IMPORTANTE FUENTE DE EMPLEO EN ANTIOQUIA


La minería al igual que la agricultura, son actividades económicas primarias que han sido y seguirán siendo una base de empleo fuerte en el país, según Jorge Martín Molina únicamente, en la pequeña minería (artesanal) se cuenta con alrededor de 300 mil personas en este oficio y en promedio cada minero posee un hogar conformado por tres o cuatro personas lo que significa una fuerza laboral de casi dos millones de personas , a lo que concluye, que un 5% de la población nacional vive de la minería únicamente contando con los empleos directos; pero a raíz de la minería ilegal se crean empleos indirectos que generan por cada empleo directo dos o tres indirectos, pero que constituyen a un mayor aumento de ingresos ayudando a más trabajadores informales como transportadores y personas que trabajan en casa, entre otros.
Jorge Martín Molina, docente en la facultad de mina de la universidad nacional, partícipe y conocedor del impacto de minería ilegal o informal en Antioquia afirma que “Al menos un 10% del país está viviendo de la minería”.
Sus investigaciones sobre minería ilegal se centran en el uso del carbono y oro. Según resultados arrojados en las investigaciones hechas desde la facultad, ellos pueden observar que una alta producción de esos dos minerales proviene de la minería informal, afirmando que  la ilegalidad es muy compleja de definir puesto que hay que verla desde la posición según la cual debe existir un contrato con el Estado, cumplir con un cuidado ambiental y ser responsable en materia de legislación comercial y tributaria.
La ilegalidad tiene muchas facetas y decir que un lugar de explotación minera esté cien por ciento formalizado en todos sus aspectos es difícil encontrarlo, pues es una condición que únicamente cumplen las minas más grandes del país y posiblemente algunas medianas y pequeñas.
La minería ilegal o mejor llamada informal, para Molina, es un tema cultural pues somos un país o región latinoamericana donde prima la informalidad en todos los sectores económicos, sea en el agrícola, la pesca, la industria maderera y el mismo comercio, todo lleva a la informalidad y no es de extrañarse que la minería no esté exenta. “Es una idiosincrasia y cultura, los mineros informales no quieren formalizarse o actuar bajo el marco legal, pues es un ahorro de papeleos y requisitos, por ello prima el informalismo frente al formalismo”.
El impacto que ha generado la minería en Antioquia alcanza grandes alturas. Si bien es cierto que no todas las prácticas mineras son ilegales, sí generan muchas polémicas en cuanto al tema ambiental. En este punto entra en debate la pertinencia de la minería artesanal, puesto que es una de las más empleadas y defendidas por los mineros en Antioquia.
Teniendo en cuenta esta problemática, fuentes del suroeste antioqueño confirman que exactamente en el municipio de Andes, la minería se define como la principal actividad generadora de empleo. De esta manera, la explotación de minas se convierte en la más importante fuente de ingresos económicos del municipio.
En gran parte de Colombia, y desde luego, del departamento de Antioquia la minería de tipo artesanal constituye, según algunos mineros, la única forma de supervivencia, puesto que ellos mismos se consideran marginados de la economía formal.
Los problemas de la contaminación generados por la minería alcanzan peligrosas consecuencias para los lugares de práctica. Entre éstas, es posible nombrar: la contaminación por mercurio, la contaminación por cianuro, eliminación directa de relaves (desechos tóxicos) y efluentes en los ríos, daños en los ríos en áreas aluviales, ríos convertidos en cieno, daños por erosión y deforestación y destrucción del paisaje.
Ante la pregunta de ¿cómo se regula la implementación del mercurio en la minería que se practica de modo artesanal, un minero de Andes respondió: “Se canaliza el mercurio en varias pozas que se hacen, de manera que el lodo que va saliendo se recoja en estado puro y se recolecte para las tinas de cianuración. Si se dejara caer completamente al río, sería contaminación segura”.
El problema ambiental involucra de manera instantánea el ámbito social y el político. Con respecto a esto, el minero asegura: “El empleo acá era muy poco, ahora hay mucho empleo. La gente ya sabe que en la minería hay trabajo, entonces allí se busca. La policía y Corantioquia han cerrado algunas minas por malas condiciones.  El Gobierno pasado quería eliminar la minería, pero ahora la persecución no es tanta porque la Gobernación de Antioquia ha abierto los campos para trabajar la minería artesanal”.
Por: Keila Camargo y Luis Carlos Padilla.